Evangelista en Brasil finge secuestro por rescate de 3 Bitcoin

 

De acuerdo a criptoreno Alexandre Geraldo dos Anjos, un evangelista de 34 años de la Misión de la Asamblea de Dios en Sao Jose dos Campos, Brasil, se ha contagiado de la fiebre de bitcoin. El hombre de Dios decidió escuchar la voz de Satanás al organizar su secuestro por bitcoin el lunes 26 de febrero de 2018.
Dos Anjos desapareció el lunes pasado después de comer con otro pastor en la región de Vista Verde, en el este de Brasil. Un amigo suyo contactó a su familia y les informó que el clérigo había sido secuestrado y los delincuentes pedían 3 bitcoins. La familia del pastor se negó a enviar la criptomoneda y llamó a la policía.

la reaparición

Después de esperar varios días a que su familia le enviara el bitcoin sin éxito, Dos Anjos no tuvo más remedio que salir de su escondite. Según los informes, el pastor apareció después de cuatro días y fue a la comisaría de Igarata para contar la historia de su secuestro.

cuestionamiento serio

En la comisaría, Dos Anjos dijo que escapó de los secuestradores. Sin embargo, los investigadores no quedaron convencidos con su historia, por lo que lo entregaron a la Oficina General de Investigaciones de São José para que lo interrogaran más a fondo.
En ese momento, el pastor cedió a la presión de los investigadores y confesó haber organizado su secuestro.
El diputado de la Dirección General de Investigaciones Neimar Camargo señaló que:

“Recibimos una denuncia ayer de que el pastor almorzó en un restaurante en Jacarei. Fuimos allí a investigar, tomamos las imágenes de las cámaras de seguridad y vimos que parecía tranquilo. Cuando empezó a contar la historia del secuestro, quedó claro que estaba mintiendo.

El pastor dijo a los investigadores que cometió el crimen porque tenía una gran deuda que pagar. Poco después de su desaparición, Dos Anjos compró una nueva tarjeta SIM y le envió un mensaje de texto a su amigo, informándole del secuestro y el monto del rescate.
El amigo de Dos Anjos, pensando que se trataba de un caso real, rápidamente informó a la familia del pastor sobre la situación. La policía confirmó que el amigo no estaba al tanto de la trama.
Aunque el pastor fue puesto en libertad bajo fianza, actualmente enfrentará cargos criminales y pronto podría ir a la cárcel.
Dos Anjos es una desgracia para toda la cristiandad y debe ser severamente castigado por sus acciones.

Comparte en Redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.