Cuando los niños trabajan…

 

En junio se acerca el Día del Niño, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil y el Día del Niño Africano. Estos días de conmemoración forman un arco que abarca bastante bien el tema del trabajo infantil. El tema general es el bienestar de los niños, que también se refleja en la definición de trabajo infantil. El trabajo infantil les roba a los niños su infancia, su potencial y su dignidad y los daña física y mentalmente. En Austria esto está absolutamente prohibido. Sin embargo, en las partes más pobres del mundo, el trabajo infantil es claramente un gran problema.

La pobreza es la causa fundamental del trabajo infantil. Esto explica por qué se considera que el trabajo infantil está erradicado en los países ricos industrializados, mientras que todavía existe en los países pobres del “Sur”. Desde un punto de vista ESG y en términos de gestión de activos, esto significa dos cosas: por un lado, el trabajo infantil es un problema principalmente para las inversiones en mercados emergentes, pero por otro lado, también es relevante para nosotros debido a la la interconexión global y el mayor grado de integración en muchos procesos productivos. Y es esta interconexión la que nosotros, como inversores ESG, debemos analizar.

El trabajo infantil es un problema que no afecta a todos los sectores de la misma manera. En el sector financiero, un niño de siete años no servirá. Esto explica por qué, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los niños trabajan principalmente en el sector agrícola, en el turismo, en la industria textil, así como en las canteras, como vendedores ambulantes y empleados domésticos. Los casos más extremos se dan en la prostitución infantil y como niños soldados.

Estos ejemplos muestran que el trabajo infantil afecta tanto a los países como a las empresas. Las empresas emplean activamente a niños y los países (es decir, los gobiernos) son en parte culpables de su inacción cuando se trata de hacer cumplir las leyes que protegen a los niños. Por lo tanto, el trabajo infantil es un criterio de exclusión para nosotros, tanto en el sector empresarial como a nivel de gobierno.

El tema del trabajo infantil por supuesto tiene connotaciones claramente negativas. Nadie quiere promover el trabajo infantil a través de su comportamiento como consumidor o inversor. Dicho esto, el trabajo infantil se discute de manera controvertida. Los críticos afirman que el trabajo infantil no se considera suficientemente desde la perspectiva de los niños involucrados o del entorno nacional. Existen diferentes definiciones de la edad a la que el trabajo infantil se convierte en trabajo ordinario, así como si un determinado tipo de trabajo es explotación infantil o no. En Erste Asset Management somos conscientes de los diferentes argumentos y hemos decidido seguir la definición más estricta de trabajo infantil de la OIT

Como se dijo al principio, el trabajo infantil debe verse principalmente en relación con la pobreza. Por lo tanto, luchar contra la pobreza y lograr un futuro económico seguro es la mejor herramienta contra el trabajo infantil. Por ello, nuestro fondo de microfinanciación es un pilar eficaz en la lucha contra el trabajo infantil. Luchar contra la pobreza es también luchar contra el trabajo infantil. Nos invitamos a unirnos a nuestra lucha.

Comparte en Redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.