Corte italiana ordenó cierre continuo de BITGRAIL

 

BITGRAIL ordenó el cierre continuo por un tribunal italiano

Publicidad&nbsp&nbsp

A principios de mes, Franceso Firano, director de Bitgrail, intentó reabrir el intercambio de criptomonedas italiano. Esto se hizo luego de pérdidas de $ 170 millones y también durante la persistencia de su tri legal. Aunque no ha habido una determinación oficial, podría ser un trabajo interno o un truco de software.
Sin embargo, las sospechas incluyen al carismático operador de intercambio y a los desarrolladores de criptomonedas. A raíz de esto, Bonelli Erede, una firma de abogados internacional, solicitó que la bolsa permaneciera cerrada e iniciara un proceso de quiebra. El Tribunal de Florencia dio su consentimiento.
El intercambio, en su sitio web, aclaró la orden judicial de Florenc. El sitio web aclaró que el tribunal había pedido el cierre inmediato de Bitgrail. Además, el intercambio dijo que la situación permanecerá como está hasta que se reciban más órdenes judiciales.
El intercambio agrega que, a pesar de su desacuerdo con la decisión, siguen obligados a cumplir con la ley y, por lo tanto, tuvieron que suspender todas las actividades de Bitgrail de inmediato. Después de esto, el intercambio se detuvo temporalmente y los procedimientos se confirmaron formalmente cuando se avecinaba un proceso de quiebra.
La acción temporal se tomó contra una representación de más de 3.000 demandantes de la bolsa que estuvo representada por la empresa internacional Bonelli Erede. El equipo incluye varios profesionales del derecho, incluida la socia Monica Iacoviello, Giuseppe Sbisà, con la ayuda de los socios senior Gianpaolo Ciervo y Alessandra Frigerio. Los usuarios de Nano y el coordinador de la fundación, Espen Enger, hicieron esfuerzos adicionales.
Bonelli Erede es una especie de consorcio, formado hace unas dos décadas. Se convocó a partir de la respuesta de las empresas exitosas a la presión de las fusiones y adquisiciones. Esto resultó en el Centro Legal con alrededor de 400 abogados. El grupo tiene media docena de oficinas repartidas por Europa. La facturación asciende a 150 millones de euros.
Sin embargo, en una táctica final, el operador de la bolsa, Franceso Firano, intentó reabrir la bolsa para generar los ingresos necesarios. Sin embargo, unas horas más tarde se detuvo la apertura a la espera de una audiencia más definitiva.
El tribunal de Florencia confirmó recientemente el cierre inicial, además de congelar todos los activos y anunciar procedimientos formales de quiebra. En un procedimiento típico, se nombran síndicos para verificar los libros y las cuentas, luego los recordatorios se distribuyen entre los acreedores, las víctimas, etc. El proceso todavía puede llevar años. Sin embargo, no ha surgido ningún registro de la presentación de cargos penales.
La conclusión del proceso es que el Sr. Firano fue expulsado y no se aceptaron sus propuestas para una nueva criptografía y para que los desarrolladores cancelaran la cadena de bloques. Sin embargo, la fundación Nano sostuvo que las pérdidas se debieron a errores en el lado del intercambio.

Publicación anteriorLa inteligencia artificial crea una definición creativa de Bitcoin usando un teclado predictivo
Siguiente publicaciónEl dilema de PUD en el suministro de electricidad a los mineros

Comparte en Redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.